Archivo del sitio

Test: Aurora Spillo 2017

Aurora, la tradicional marca de bicis renovó en 2017 este clásico modelo y te cuento qué me pareció después de probarlo durante varias semanas.

Si bien a primera vista se trata de una bici claramente para uso urbano, la Spillo tiene prestaciones que le dan al usuario un abanico más amplio de posibilidades.

El cuadro es de aluminio 6061 y su diseño con un poco de sloping ofrece un toque estético más deportivo. La elección de rodado 28 la hace muy apta para ciudad y las cubiertas semi-slick que vienen de fábrica también marcan que está pensada originalmente para salirse un poco del asfalto. Ambas llantas son doble pared.

La posición de manejo es erguida y bien cómoda para el uso urbano, pero al no llegar a tener la espalda a 90 grados nos deja recargar un poco nuestro peso también sobre el manubrio. Esta versatilidad es importante para quien piense en hacer de vez en cuando alguna salida más larga tipo cicloturismo.

La transmisión es de 18 cambios (3×6) con pata Shimano Tourney y shifters Shimano Revoshift. La elección de este tipo de componente a mi gusto ayuda a mantener un manubrio más despejado y lograr cierto minimalismo a la vista.

Los frenos son v-brake, que aunque tienen buen desempeño no los veo a la altura del resto de la bicicleta. El hecho de que las levas sean genéricas y los manijas/abrazaderas sean de resina (y no metálicas) le quita unos puntos de solidez a este modelo. Mejorar este aspecto podría encarecer un poco el precio final pero el usuario ganaría mucho en confiabilidad en este aspecto tan relacionado a la seguridad.

La Spillo 2017 trae todos los accesorios claves para su uso en la ciudad. Los guardabarros son metálicos. El cubre cadena semi-integral es de plástico con una pequeña abertura en la parte superior para que pueda trabajar el descarrilador de los platos. El portapaquetes es de acero y hasta el momento se viene aguantando todo sin chistar, incluso cuando llevo las alforjas cargadas a tope. Este modelo trae luz trasera led incorporada al portapaquetes, que requiere de dos pilas “AAA”. En mi caso uso recargables por practicidad y por cuidado medioambiental. Por último trae timbre tipo campanita y pata para sostener la bici, la que se puede regular a gusto con una simple llave allen.

Una cuestión importante para quienes suelan combinar bici y tren: hay que tener en cuenta que esta Spillo resulta un poco larga para el rack de los nuevos furgones chinos de los trenes metropolitanos de Buenos Aires. Esta foto fue tomada en la línea Mitre y se puede ver cómo el guardabarros trasero queda aguantando casi todo el peso de la bicicleta en el suelo, pudiendo dañarse rápidamente todo ese sector de la bicicleta. Es recomendable no colgarla.

Para terminar, un dato muy positivo para quien esté interesado en esta o cualquier otra Aurora. Por una caída de la bici cuando estaba estacionada, se me golpeó el guardabarros delantero con tan mala suerte que le quedó un bollo bastante feo. Me contacté por mail con Aurora para conseguir un repuesto y en menos de una semana me lo enviaron a un punto cercano donde pude retirarlo y reemplazar la pieza. Me pareció excelente el servicio post venta. Cosas como éstas son las que uno tiene que poner en la balanza al momento de elegir una bicicleta. Asimismo las marcas saber que acompañar así a sus usuarios luego de realizada una venta es un acierto para la fidelización y recomendación boca a boca que se sabe es la publicidad más efectiva.

 

Anuncios

Test: Olmo Pleggo R20

Olmo Pleggo Full

Estuve probando la Olmo Pleggo, versión Full. A diferencia de la Pleggo Starter, esta viene con guardabarros, portapaquetes y frenos Shimano (En la Starter son Logan). La primera impresión de esta plegable rodado 20 es lo robusto de su estructura. El diseño en forma de arco refuerza esa solidez. El cuadro está fabricado en aluminio y la horquilla en acero.

Olmo Pleggo Full 1

El plegado es sencillo y se realiza en pocos pasos que se aprenden rápido: pedales, asiento, stem y cuadro… listo. Una vez plegada podemos ver que no es la más chica de su gama, ya que la Folding Town de Aurorita logra quedar más pequeña. Sin embargo, comprobé que tiene un tamaño aceptable para su traslado en el subte, para meterla en alguna confitería mientras uno se toma un café y para que nos acompañe en otras actividades diarias.

Olmo Pleggo Full 2

El peso de la bici en su versión Full está alrededor de los 12,8 kilogramos. Un buen accesorio es conseguirle un bolso universal para rodado 20. Yo la probé con un bolso de Tuppi Store que recomiendo por ser liviano, resistente y fácil de transportar en la misma bici. El asiento Velo que trae, es un interesante híbrido entre mountain bike y paseo. Confortable para pasear y apto para cuando queremos intensificar un poco la marcha.

Olmo Pleggo Full 3

Tiene 7 cambios Shimano Revoshift con una pata Tourney. Esto es una velocidad más comparado con otras plegables de su gama. Para su uso en Buenos Aires -ciudad casi plana- me resultó más que suficiente y creo que no es mucha la diferencia que podríamos encontrar con las plegables de 6 cambios. El detalle de que la pata de cambio queda muy cerca del suelo es recurrente en varias marcas/modelos de estas bicis, pero esto no llega a ser un problema porque es una bici pensada para ciudad. Para vadear algunos charcos citadinos y algo de barro está más que bien. A lo sumo habrá que esmerarse un poco más en mantener los rodamientos del cambio limpios, que en una bici de rodado más grande.

Olmo Pleggo Full 4

Los guardabarros son de plástico y tienden un poco a aflojarse si se transita mucho sobre terrenos irregulares como empedrados. Una buena ajustada de vez en cuando nos asegurará que se mantengan en su lugar cumpliendo su bienvenida función de atrapar las salpicaduras.

En definitiva: la Olmo Pleggo es una linda opción de marca nacional para incursionar en el mundo de las plegables. No es súper liviana ni súper pequeña, pero tiene un cuadro con bisagras sólidas, junto a componentes de buena calidad como los Shimano. Esta combinación promete un buen rendimiento y performance, sumado a las ventajas de poder plegar la bici y no tener que dejarla atada en la calle.

Agrego este párrafo el 3/2/2015:

Por las buenas prestaciones, decidí adquirir la bici para uso personal. Alrededor de dos meses de haberla estado usando, comenzó con un problema en las ruedas que no pudo ser diagnosticado en ninguna bicicletería al las que me acerqué. Decidí entonces consultar a fábrica. Quiero dejar asentado que la atención fue inmediata y muy profesional por parte del área de Calidad de Olmo.
Una vez explicado el inconveniente que tenía, se encargaron de retirar la bici a domicilio y llevarla a revisión. No sólo resolvieron el desperfecto de mi Pleggo, sino que me enviaron la bicicleta con una puesta a punto general y perfectamente embalada.
Da gusto contar con este tipo de respaldo, ya que es la mejor garantía para poder seguir eligiendo una marca que hace tiempo es un clásico en Argentina.

Testeando Slime ¿previene pinchaduras?

Mi hermano Fede me regaló una botella de Slime, un interesante producto que sirve para evitar pinchaduras en las ruedas no solo de bicis, sino también de casi todo tipo de vehículos. Lo había escuchando nombrar, y a pesar de varios videos que existen en Youtube al respecto no había tenido la posibilidad de comprobar su efectividad por mí mismo.

Es por eso que decidí ponerlo a prueba en mi bici y comprobar qué tal funcionaba. El resultado lo pueden ver en el siguiente video.